Motor:: Porsche 718 Boxster, toma de contacto Abr19

Tags

Related Posts

Share This

Motor:: Porsche 718 Boxster, toma de contacto

 



 

Porsche 718 Boxster, toma de contacto

Son muy pocos los fabricantes capaces de presumir de tener un modelo de acceso a su gama de lo más deportivo, pensado para disfrutar al volante, pero Porsche es una de esas marcas que puede decir bien alto que hasta el pequeñín de la familia es una avalancha de sensaciones. El nuevo Porsche 718 Boxster toma el relevo del anterior roadster de motor central de la casa.

Esta nueva generación del Porsche Boxster recibe el distintivo 718 en honor a un coche de carreras de la casa de Stuttgart, que hacía uso precisamente de un motor bóxer de cuatro cilindros ubicado tras el conductor, como en éste nuevo deportivo. Nosotros ya nos hemos puesto al volante del 718 Boxster en sus dos variantes y te contamos todos sus secretos. ¿Te vienes con nosotros?

Fue en el Salón de Detroit de 1993 cuando Porsche se decidió a lanzar un prototipo de roadster biplaza de motor central, llamado Boxster Concept, que tres años después, en 1996, se hacía realidad. Llegaba así la primera generación del Porsche Boxster (986), con motor de 204 CV, que fue sucedida primero por el 987 en 2005, después por el 981 en 2012 y finalmente, ahora, por el 982, que pasa a denominarse 718 Boxster, como ya hemos apuntado.

Porsche 718 Boxster, toma de contacto

En este nuevo modelo cambia prácticamente todo. Se mantienen los capós delantero y trasero, así como el marco del parabrisas, pero todo lo demás, incluídos los motores, es nuevo. De hecho, las nuevas mecánicas tetracilíndricas y turboalimentadas son motivo de controversia, ya que los puristas echarán en falta a partir de ahora el sonido y tacto de los difuntos motores atmosféricos.

A nivel estético, si bien mantiene su esencia, el Boxster tiene más presencia gracias a un frontal más ancho, entradas de aire más generosas, nuevos faros bixenón (de serie y LED en opción), llantas de serie rediseñadas de 18 ó 19 pulgadas (en Boxster y Boxster S, respectivamente), una nueva trasera con franja negra y logotipo Porsche en 3D, spoiler de nueva factura o un interior que hereda el volante del nuevo 911 (inspirado en el 918 Spyder) y trae novedades en infoentretenimiento.

Como se aprecia en las propias imágenes, el 718 Boxster equipa una única salida de escape en posición central (ver foto), mientras que el hermano mayor o 718 Boxster S luce una salida doble (ver foto) y puede equipar opcionalmente un escape deportivo, aún más escandaloso.

Porsche 718 Boxster, toma de contacto
Porsche 718 Boxster, toma de contacto

El llamado Porsche Communication Management o PCM incorpora una pantalla táctil de 7 pulgadas con sensor de proximidad, un sistema de sonido de 150 vatios de potencia con lector de CD, de tarjetas SD y disco duro interno, o conectividad Apple Cay Play y Bluetooth. A todo esto se pueden sumar navegador o un montón de servicios online, como Google Earth y Street View, y también está disponible la aplicación Porsche Car Connect, de acceso remoto al vehículo.

Nuevos bóxer de cuatro cilindros: un poco de técnica

Aunque todo lo demás está muy bien, vayamos a las novedades que más nos interesan: las mecánicas. El 718 Boxster estrena una nueva generación de motores bóxer turbo de cuatro cilindros, que básicamente son variantes del motor 3 litros turboalimentado del nuevo Porsche 911 Carrera, de bloque de aluminio, pero con dos cilindros menos.

En el caso de este modelo se ofrecen dos cilindradas: 2 litros para el Boxster y 2.5 litros para el Boxster S, con potencias de 300 y 350 CV, respectivamente. Ambos incorporan inyección directa, sistema Variocam Plus de distribución variable y un recubrimiento especial de los cilindros en acero (sistema RSW o Rotating Single Wire) para reducir fricciones internas, entre otras cosas.

Porsche 718 Boxster, toma de contacto
  • 718 Boxster: La variante básica equipa el motor 2 litros con turbo controlado por válvula de descarga. Su compresor de 58 milímetros y la turbina de 50 milímetros permiten alcanzar regímenes del turbo de 178.000 RPM y una presion máxima de 1,4 bar. El resultado son 300 CV a 6.500 vueltas (35 CV más que antes) y un par motor máximo de 380 Nm entre 1.950 y 4.500 RPM (nada menos que 100 Nm adicionales). ¿Y qué pasa con las prestaciones? Pues que despacha el 0-100 km/h en 4,7 segundos (PDK y Sport+) y alcanza los 275 km/h, devolviendo un consumo medio homologado de 6,9 litros (PDK) ó 7,4 litros (manual).
  • 718 Boxster S: Por su parte, la variante S equipa un 2.5 litros, en este caso con un turbo de geometría variable con válvula de descarga. El compresor de 64 milímetros y la turbina de 55 milímetros permiten giros a 163.000 RPM y la presión máxima de soplado es de 1,1 bar. Aquí la potencia llega a 350 CV a 6.500 vueltas (también 35 CV extra) y el par máximo asciende a 420 Nm entre 1.900 y 4.500 RPM (+60 Nm). Así pues, acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos (PDK y Sport+), alcanza 285 km/h y homologa un consumo de combustible de 7,3 litros con la caja automática PDK y de 8,1 litros con la manual de seis marchas.

En ambos casos las cifras de aceleración corresponden a las variantes PDK con modo Sport+. Con cambio manual de seis velocidades, de serie, los tiempos de 0 a 100 km/h se incrementan en 4 décimas de segundo para las dos versiones.

Porsche 718 Boxster, toma de contacto

Además de los nuevos propulsores, el Boxster también recibe ajustes más rígidos de suspensión, para una mejor dinámica. En opción también existe una suspensión activa (PASM) que rebaja la altura de la carrocería en 10 milímetros y permite variar la dureza, y otra aún más deportiva, sólo para la variante S, cuya rebaja es de 20 milímetros y también permite ajustar la dureza según la situación.

Ambas variantes equipan un poderoso sistema de frenos formado por discos monobloque de aluminio y perforados con pinzas de cuatro pistones en ambos ejes. Los discos son de 330 milímetros de diámetro delante y 299 milímetros detrás. La única diferencia entre ambos es el grosor del disco delantero, de 28 milímetros en el Boxster y 34 milímetros en el Boxster S. Las gomas de serie son 235/35 ZR 18 y 265/45 ZR 18 para el primero, y 235/40 ZR 19 y 265/40 ZR 19 para el S.

El 718 Boxster S con la configuración más deportiva posible ha marcado ya un tiempazo en Nürburgring Nordschleife. Concretamente 7 minutos y 42 segundos, lo que supone 16 segundos menos que su predecesor y 5 segundos menos que el poderoso Porsche Boxster Spyder, que recordemos es casi tan bestia como su hermano de techo duro, el Cayman GT4 (prueba).

Porsche 718 Boxster, toma de contacto

Por último, y antes de pasar al apartado de sensaciones, cabe apuntar que el Boxster pesa 1.335 kilogramos con cambio manual y 1.365 kilogramos con caja PDK, mientras que el Boxster S detiene la báscula en 1.355 kilogramos y si equipa PDK llega hasta los 1.385 kilogramos.

Deportivo para disfrutar

Desde su lanzamiento el Porsche Boxster ha sido un coche para disfrutar al volante y, por supuesto, en esta nueva generación eso no podía cambiar, y menos en un modelo que retoma el nombre 718 de un mítico vehículo de carreras. Así pues, vamos a ver qué tal se comporta este roadster biplaza, aunque os adelantamos que no hemos podido conducirlo mucho por falta de tiempo disponible.

Como siempre, que el diseño guste o no es algo bastante subjetivo, pero desde luego el frontal nos parece más atractivo y la trasera es quizá el punto donde necesitamos algo de tiempo para acostumbrarnos al protagonismo del negro. Por dentro es una delicia por calidad de materiales y diseño general, así que en este sentido pocas quejas podemos ponerle. El nuevo volante también nos resulta especialmente agradable al tacto y muy bonito, si bien el cliente que quiera uno más pequeño, hay uno deportivo y opcional de 360 milímetros de diámetro frente a los 375 mm del de serie.

Porsche 718 Boxster, toma de contacto

Llega la hora de arrancar y el bóxer de cuatro cilindros nos recibe con un bramido procedente del escape. Antes de enfrentarnos al Boxster nos preguntábamos si se parecería algo en el sonido al Subaru WRX STi, que como sabéis también tiene un propulsor de cuatro cilindros opuestos, pero la verdad es que no hay mucho parecido. Cada uno tiene su estilo y no suenan similares. ??ste Porsche hace bastante más ruido cuando se le pide.

El Boxster parece tener mucho más trabajo de escape en cuanto a sonoridad se refiere, incluído un bonito gorgoteo al relantí y petardeos intensos al levantar el pie del acelerador. En este aspecto se parece bastante más a los motores turbo de AMG o BMW M que al Subaru. Atrás queda ese aullido del seis cilindros atmosférico, a cambio de un sonido más bruto y grave, y también menos metálico.

Ahora bien, si para tí es un defecto que deje atrás el motor atmosférico, que sepas que lo que pierde por un lado lo gana por el otro. El nuevo motor está mucho más lleno y se nota mucho la fuerza extra. Además, desde 2.000 RPM tienes casi todo el potencial del bóxer bajo el pie derecho, así que ya no estás obligado a llevar el motor alto de vueltas todo el tiempo para exprimirlo al máximo. Empuja, y mucho, y en modo Sport+ su respuesta es muy bestia.

Porsche 718 Boxster, toma de contacto

A esta sensación de gran ímpetu se suma también lo bien que funciona la caja de cambios de doble embrague de Porsche, PDK, cuya rapidez en las transiciones y respuesta a nuestros toques de leva es inmediata. Pocas cajas existen en el mercado así de efectivas y, desde luego, seguro que no la vas a encontrar en un coche de este nivel de precio. La caja manual no la hemos podido probar, pero estamos convencidos de que nos habría convencido, porque ya sabéis que nos encanta un deportivo manual, siempre, aunque al cambio PDK no se le pueda recriminar absolutamente nada.

Como cabía esperar, el Boxster, debido a sus dimensiones y ligereza, es de esos deportivos con mayúsculas, que te permite disfrutar sin necesidad de llevar un ritmo endiablado (que también lo puede llevar, ojo, y menudo ritmo), porque se deja llevar de forma tan agradable y responde tan bien ante tus órdenes, que es una delicia afrontar una carretera de montaña y observar con qué facilidad se la merienda.

Los modelos equipados con el paquete Sport Chrono y la caja PDK disponen de un selector en el volante con varios modos de conducción (incluídos Sport y Sport+) y un botón central llamado Sport Response, que saca las garras al coche y lo prepara para la máxima respuesta durante 20 segundos. Vamos, que sin variar las cifras de potencia ni de par, el coche se pone en tensión y nos ofrece la mayor respuesta posible al acelerador tras pulsar el botón. Obviamente, es algo pensado para momentos concretos como un adelantamiento, donde podrías necesitar que el motor lo aporte todo. Para entendernos, es como el kickdown de un automático, pero no hay función Overboost.

Porsche 718 Boxster, toma de contacto

Lo malo de este Boxster es, según se mire, que solo lo pueden disfrutar dos personas (el conductor y el acompañante), porque plazas traseras ya véis que sigue sin tener, por supuesto. Lo que sí tiene son dos compartimentos portaobjetos o maleteros, uno delante (150 litros) y otro detrás (125 litros), que suman un total de 275 litros de capacidad de carga.

En definitiva, pocos modelos de acceso a marcas pueden ofrecer lo que este 718 Boxster, y sobre si estos motores de cuatro cilindros merecen formar parte de la familia Porsche, sólo te diremos que . Rotundamente. Algo sabrán en Stuttgart sobre motores tetracilíndricos cuando tienen su 919 Hybrid dándolo todo en el Mundial de Resistencia con una mecánica de este tipo. No defrauda, desde luego.

Precios Porsche 718 Boxster

Las entregas del nuevo 718 Boxster comienzan a finales de este mismo mes de Abril y la relación de precios completa es la siguiente:

PRECIO (P.V.P)
Porsche 718 Boxster 60.371 euros
Porsche 718 Boxster PDK 61.048 euros
Porsche 718 Boxster S 74.263 euros
Porsche 718 Boxster S PDK 77.368 euros
Porsche 718 Boxster, toma de contacto

Entre los opcionales más interesantes -los precios no son exactos porque varían según versión debido al tramo impositivo- destacan los faros LED (unos 2.100 euros), el sistema de escape deportivo (unos 2.100 euros), navegador (unos 1.650 euros), asientos baquet (unos 3.500 euros), sonido Bose (unos 1.250 euros), el paquete Sport Chrono (unos 1.800 euros), llantas Carrera de 20 pulgadas (unos 1.500 euros), suspensión activa PASM (unos 1.500 euros), Porsche Torque Vectoring (unos 1.400 euros) o el sistema de frenos cerámicos (unos 8.000 euros).

 

porsche-718-boxster-toma-de-contacto

image01 image01 image01 image01

 

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

 

También te recomendamos

 

¿Estás listo para escuchar cómo suena el bóxer cuatro cilindros del Porsche 718 Boxster?

Cinco aspectos que el autónomo debería gestionar online

Porsche 718 Boxster y 718 Cayman. ¿Qué quieren decir estos prefijos?


La noticia Porsche 718 Boxster, toma de contacto fue publicada originalmente en Motorpasion por Javier Álvarez .



 

 

FUENTE:

http://feeds.weblogssl.com/~r/motorpasion/~3/jCevFo-meuE/porsche-718-boxster-toma-de-contacto